Seleccionar página

Bienvenidos de nuevo, amigos de los Misterios Aéreos. Como sabéis, en este blog de actualidad siempre recojo las noticias y las historias más sorprendentes, curiosas y enigmáticas de la aviación a lo largo del mundo entero. Y qué mayor historia llena de curiosidad que la que hoy os traigo.

Viajamos en esta ocasión al Aeropuerto Internacional de Savannah. Este aeropuerto americano es un aeropuerto civil y militar situado a 11 km al Noroeste de Savannah, en Georgia, EEUU. Se sitúa justo en las afueras de la carretera Interestatal 95, entre Savannah y la ciudad de Pooloer, también en Georgia. Es el aeropuerto principal para los 3 condados del área metropolitana de Savannah, aunque alrededor del 40% de los vuelos del aeropuerto son con destino a Hilton Head Island, en Carolina del Sur.

Los pilotos y los pasajeros que vayan en el lado adecuado del avión quizás se fijen en 2 rectángulos de cemento en uno de los márgenes de la pista 10/28 del Aeropuerto Internacional de Savannah/Hilton Head. Lo que probablemente no se imaginan ni por asomo es que se trata de un par de tumbas y que si se fijan mejor podrán ver incluso las lápidas de éstas. Una de ellas es la de Catherine Dotson, fallecida en en el año 1877; la otra tumba es la de su marido Richard, fallecido en el año 1894.

Este aeropuerto fue inaugurado en en el año 1932 naciendo así el Aeropuerto Municipal de Savannah pero era bastante pequeño. Durante la Segunda Guerra Mundial el aeropuerto se convirtió en una de las bases del Cuerpo Aéreo del Ejército por lo que se hizo necesario ampliar la pista ya que necesitaban más metros para el aterrizaje y despegue de grandes aviones. Los terrenos por los que se amplió no sólo pasaban por la granja del matrimonio Dotson sino que la ampliación de la pista pasaba por encima del cementerio familiar que se había inaugurado con Catherine y Richard y que para entonces incluía unas 100 tumbas, aproximadamente.

Los herederos de los Dotson no pusieron ningún problema a la ampliación de la pista siempre que el ejército pagara el traslado de las tumbas a otro lugar, aunque no quisieron que las tumbas de Catherine y Richard fueran movidas. Así que para evitar meterse en posibles juicios el ejército llegó a un acuerdo con ellos para construir la pista por encima, dejando así las tumbas «incrustadas» en la pista, un acuerdo que se ha mantenido en vigor desde entonces.

Hoy en día el aeropuerto vuelve a ser civil y por lo visto es, asombrosamente, el único aeropuerto del mundo del que se puede decir que tiene 2 tumbas, que se ven perfectamente en Google Maps si lo deseáis, en una de sus pistas. Lo que ya no sale en Google Maps son los fantasmas de Catherine y Richard que, según cuenta la leyenda, puedes ver en algunas ocasiones al atardecer si aterrizas desde la dirección adecuada y el Sol está en la posición correcta.

Esta historia viene recogida en la web de Microsiervos, donde podéis ver que se han hecho eco de este asombroso descubrimiento que, para muchos, era totalmente ignorado. Espero que os parezca una historia digna del próximo y cercano Halloween. Hasta el próximo vuelo del misterio, amigos….

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies, politica de privacidad y la aceptación de nuestra política de cookies, Política de privacidad pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies