El Gobierno de Australia anunció el 14 de Marzo de 2022 que ha iniciado, junto a Holanda, acciones legales contra Rusia por derribar el vuelo MH17 de Malaysian Airlines. Fue alcanzado por un misil el 17 de Julio de 2014 mientras sobrevolaba la región de Donetsk, al Este de Ucrania. Os lo cuento en mi artículo de hoy.

 

Las pruebas son claras y directas. Existen una serie de indicios y vínculos con mucho peso que probarían la implicación de altos cargos rusos, tanto funcionarios como políticos del Kremlin, en el atentado.

 

Bienvenidos a bordo de nuevo, amigos y amantes de los «Misterios Aéreos». Existe una serie de indicios y vínculos fuertes que probarían la implicación de altos cargos rusos, funcionarios políticos del Kremlin, en el atentado. Os traigo hoy las novedades de última hora en el caso del derribo del MH17 sobre Ucrania.

Acciones legales

 

La acción conjunta llevará el atentado, investigado también por un tribunal holandés, ante la Organización Internacional de Aviación Civil (OACI). Este organismo tiene como función la de mediador pero tendrá potestad para condenar o imponer sanciones contra países que infrinjan la ley internacional de aviación civil.

El vuelo MH17 despegó desde Ámsterdam hacia Kuala Lumpur el 17 de Julio de 2014. Mientras sobrevolaba la región de Donetsk (pro-rusa), en el Este de Ucrania, fue alcanzado por un misil tierra-aire de fabricación rusa tipo BUK.

 

El derribo del Boeing 777 malasio por un misil disparado desde un lanzadera antiaérea «BUK» de fabricación rusa acabó con la vida de 298 personas; 80 menores de edad se encontraban entre las víctimas. 196 pasajeros eran de nacionalidad holandesa. AFP PHOTO/DOMINIQUE FAGET

 

El informe oficial concluyó que el misil mató a los 3 tripulantes en la cabina al instante. Los pasajeros y otros tripulantes de cabina fallecieron a causa de reducidos niveles de oxígeno, frío extremo y un poderoso flujo de aire y objetos voladores cuando el avión se despedazó y cayó al suelo en Donetsk.

A bordo viajaban 38 pasajeros australianos. Ahora Australia y Holanda han demandado a Rusia una compensación y exigen una disculpa.

Moscú sigue negando su participación en el incidente

 

Moscú y el Kremlin siguen negando su participación en el derribo del vuelo MH17 a pesar de los hallazgos de la investigación internacional. Por otra parte, Rusia se retiró unilateralmente de las negociaciones con los 2 países en Octubre de 2020.

 

El misil BUK fue un auténtico éxito de la tecnología armamentística soviética cuando comenzó a fabricarse en los años 70 en plena Guerra Fría. Alcanzaba objetivos a 35 Km de distancia y a 22 Km de altura. Este misil se diseñó para que fuera un arma autónoma.

 

Scott Morrison, Primer Ministro de Australia y su Ministra de Exteriores, Marise Payne han declarado lo siguiente: «La negativa de Rusia de asumir la responsabilidad por su papel en el derribo del MH17 es inaceptable. El Gobierno australiano siempre ha dicho que no excluirá ninguna opción legal en nuestra búsqueda de justicia».

 

Los acusados, 3 rusos y un ucraniano

 

Un tribunal holandés juzga desde hace 2 años a 4 sospechosos. Se trata de 3 rusos y un ucraniano. Se les juzga por su supuesta responsabilidad en el derribo del MH17 y se espera que a finales de 2022 el Tribunal pueda dictar sentencia.

El tribunal considera que los 4 sospechosos son responsables de organizar la instalación del lanzamisiles BUK, su despliegue y su transporte desde y hacia Rusia. Los 4 ocuparon diferentes posiciones pero trabajaron en estrecha colaboración. Así lo asegura la fiscalía que pidió en Diciembre de 2021 la cadena perpetua para los 4 acusados.

 

Los sospechosos desempeñaron un papel en la entrada y salida del lanzamisiles BUK al Este de Ucrania. Pero no fueron quienes dieron la última orden de derribar el avión, sostiene la Fiscalía.

 

Los principales acusados son el Ígor Guirkin (antiguo oficial del Ejército de Rusia), el Jefe de Inteligencia de los rebeldes de Donetsk, Serguéi Dubinski, su mano derecha, Oleg Pulátov y el Comandante de una de las unidades separatistas, el ucraniano Leonid Jarchenko. Serán juzgados en ausencia, ya que no se espera que Rusia vaya a extraditarlos.

 

El sistema de misiles BUK, arma del delito

 

Restos del misil localizados entre los escombros del fuselaje del vuelo MH17 demostraron que el misil era de la familia «BUK». Se trataba del tubo de escape de un misil de ese tipo y clase. Según la investigación hubo un obstáculo importante ya que no se encontraron entre esos restos el número de serie o identificación de dicho misil. Sin ese número de serie es imposible saber año de fabricación, en qué lugar se fabricó dicho misil y en qué arsenal podría haber estado almacenado.

 

El vuelo MH17 cubría la ruta Ámsterdam – Kuala Lumpur hasta que, al sobrevolar la zona del Este de Ucrania (bajo el control militar de las milicias separatistas de Donetsk), un misil tierra-aire lo hizo saltar por los aires con sus 298 ocupantes, asesinando a todos al instante.

 

Los sospechosos desempeñaron un papel en la entrada y salida del lanzamisiles BUK al Este de Ucrania. Pero no fueron quienes dieron la última orden de derribar el avión, sostiene la Fiscalía. Ésta, además, considera que debían haber evitado el desastre pero que optaron por seguir adelante con los planes de derribar el vuelo MH17.

Os seguiremos informando de cualquier novedad en el juicio que se celebra en Holanda. Hasta el próximo vuelo del misterio…