El jefe de pilotos de prueba del Boeing 737 MAX, absuelto de los cargos contra él. Mark Forkner, ex piloto de pruebas de Boeing para el programa Boeing 737 MAX, ha sido absuelto de los cargos de delito grave por engañar a la Agencia Americana de la Aviación Civil (FAA).

Era el encargado de la certificación del nuevo Boeing 737 MAX. Se le acusó de engaño sobre un sistema informático de control de vuelo implementado en el avión. Sistema que tuvo un papel clave en los 2 accidentes mortales del MAX. 346 personas en total fallecieron en los accidentes del avión en Indonesia y Etiopía. 

 

El veredicto de la fiscalía

 

Bienvenidos a bordo de nuevo, amigos de los «Misterios Aéreos». Novedades sobre el caso de los trágicos accidentes de los Boeing 737 MAX. El jurado de Fort Worth (Dallas) acaba de declarar NO CULPABLE a Mark Forkner, ex piloto de pruebas de Boeing para el programa Boeing 737 MAX. El jurado deliberó menos de 2 horas antes de encontrar a Mark Forkner No CULPABLE de los 4 cargos de fraude de los que se le acusaba.

 

En 2021, Boeing asumió el pago de una multa de 243 millones de dólares como parte de un acuerdo de 2.500 millones de dólares con el Departamento de Justicia de EEUU. El Gobierno norteamericano acordó no procesar a Boeing por conspiración si cumple con los términos del acuerdo durante 3 años.

 

Al ser el único juicio penal derivado de la crisis de los 737 MAX tras los 2 accidentes mortales, los siniestros quedarán penalmente impunes. Parece desgraciadamente que los únicos culpables son los pasajeros que eligieron volar en esas compañías y en esos aviones. Aviones que portaban un sistema de vuelo (MCAS) del que los pilotos no estaban debidamente informados. Tampoco entrenados para usarlo. Pienso personalmente que esto es, ALUCINANTE, desgraciadamente.

 

El posible engaño y encubrimiento de Forkner

 

La fiscalía de los EEUU consideraba que Forkner engañó a la FAA sobre cuánta formación deberían necesitar los pilotos para volar el Boeing 737 MAX. La FAA solo requería una breve capacitación basada en un simulador en lugar de una práctica más extensa que podría haberle costado a Boeing hasta 1 millón de dólares por avión.

 

El jurado de Fort Worth declaró NO CULPABLE a Mark Forkner, ex piloto de pruebas de Boeing para el programa Boeing 737 MAX. El jurado deliberó menos de 2 horas antes de encontrar a Mark Forkner No CULPABLE de los 4 cargos de fraude de los que se le acusaba.

 

La defensa de Mark Forkner mantuvo que los ingenieros de Boeing no le comunicaron a su cliente los cambios en el software de vuelo. Este sistema o software de vuelo del avión era conocido por su acrónimo MCAS. Le dijeron al jurado que Forkner era un chivo expiatorio para la propia Boeing y para la FAA.

 

El alegato de sus abogados defensores

 

Los abogados defensores de Forkner alegaron que buscaban evitar la culpa después de que los accidentes del MAX en Indonesia y Etiopía acabasen con la vida de 346 personas. “Estamos muy agradecidos de que este jurado y juez hayan sido tan inteligentes, justos y tan independientes, que se dieron cuenta”, dijo el abogado defensor David Gerger tras el veredicto.

Los accidentes mortales del Boeing 737 MAX quedarán penalmente impunes dado que éste era el único juicio penal derivado de la crisis del MAX. No obstante, desde el punto de vista de la responsabilidad económica, Boeing está asumiendo grandes costes al recaer sobre el fabricante toda la culpa sobre los 2 siniestros.

 

El año pasado, mantuvo su inocencia

 

En Octubre de 2021 se declaró inocente de todas las acusaciones que recaían sobre él. Su abogado, David Gerger, dijo entonces que Mark Forkner era un chivo expiatorio: «La verdad demostrará que Mark no causó esta tragedia, no mintió y no debería ser acusado». 

Mark Forkner estaba acusado de retener información sobre el sistema MCAS que falló durante los vuelos mortales. El sistema empujó el morro de cada Boeing 737 MAX hacia abajo en base a una lectura defectuosa del sensor.

 

Mark Forkner está acusado de retener información sobre un sistema de control de vuelo automatizado (MCAS) que falló durante los vuelos mortales. El sistema empujó el morro de cada avión hacia abajo en base a una lectura defectuosa del sensor.

 

El Departamento de Transportes de EEUU declaró en 2021 que la certificación del MAX estaba siendo revisada antes del segundo de los accidentes. Sabían que estaban certificando aviones con fallos. La tensión en el entorno de Boeing y de la FAA aumentó por entonces. Una parte del software de control de vuelo del que se sospecha pudiera ser la causa de los 2 accidentes del MAX, fue certificada por la propia Boeing y nunca por la FAA.

Seguiremos de cerca el caso y todas las novedades que nos pueda aportar la crisis de los Boeing 737 MAX. Hasta el próximo vuelo del misterio, amigos…