Seleccionar página

El Tupolev TU-144 soviético fue el primer avión supersónico de transporte de pasajeros, que logró surcar los cielos. Su vuelo inaugural se produjo hace 50 años y fue el pistoletazo de salida a una existencia donde se mezcló la tragedia, el delirio y por supuesto, el fracaso. La historia oculta dice que, quizá, los planos del Concorde, el avión supersónico de pasajeros creado por Francia y Reino Unido, fueron robados al Gobierno de Francia por agentes secretos soviéticos del antiguo servicio secreto de la URSS, el famoso KGB. Esta es su historia.

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies, politica de privacidad y la aceptación de nuestra política de cookies, Política de privacidad pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies