Seleccionar página

Ojo a esta noche. Llega para algunos incautos la tan ansiada noche de las calabazas, los disfraces y el homenaje a la muerte. Llega la noche de Halloween. Hoy mucha gente realmente no es consciente de lo que celebra. Es una profanación de la fiesta cristiana del culto a todos los Santos. Es la fiesta del Dios de las Tinieblas y del mundo de lo oculto, el año nuevo de los satanistas. Es la fiesta del tributo a Satanás. Una de las noches más peligrosas del año.

Bienvenidos a mi web, amigos del misterio. Hoy quiero recalcar unos cuantos datos, cuanto menos inquietantes, sobre la festividad que el planeta entero celebra esta noche. En mi sección de “Otros Misterios” vamos a descifrar los secretos más desconocidos de la noche de Halloween, una noche muy peligrosa en la que quien os desee hacer daño, probablemente lo consiga si no estáis bien protegidos; una noche donde se celebran toda clase de ritos y de magia negra para conseguir estos objetivos contra ciertas personas a las que se les desea enteramente el mal.

 

Los líderes que encabezaban esta festividad celta eran los sacerdotes druidas, de quienes el arqueólogo Stuart Piggott se hace eco en su libro “Los Druidas”, escrito en el año 1968. En esta celebración de culto al “Señor de la Muerte”, los Druidas celtas realizaban verdaderos sacrificios humanos. 

 

En el antiguo culto pagano de los druidas, la famosa expresión en inglés que muchas veces estamos acostumbrados a escuchar dulcemente de la boca de nuestros niños «Trick or Treat» significaba nada más y nada menos que «Maldición o Sacrificio». Precisamente se trataba de los regalos a los sacerdotes del Dios de la Muerte.

Esta noche, a lo largo del planeta entero, absolutamente todas las sectas satánicas renuevan sus votos de unión y compromiso con el auténtico demonio, con el mismísimo Satanás. Como bien comentaba al principio, existen dos noches a lo largo del año que se consideran las más importantes para el culto del Satanismo. Una es la Noche de San Juan (que celebramos del 23 al 24 de Junio, la noche más corta del año) y otra es la Noche de Halloween (que celebramos esta noche del 31 de Octubre al 1 de Noviembre).

 

Llega la noche de Halloween. Hoy mucha gente realmente no es consciente de lo que celebra. Es una profanación de la fiesta cristiana del culto a todos los Santos. Es la fiesta del Dios de las Tinieblas y del mundo de lo oculto, el año nuevo de los satanistas. Es la fiesta del tributo a Satanás. Una de las noches más peligrosas del año.

 

Hoy a partir de media noche, en las multitudinarias ceremonias que realizan las sectas satánicas en los rincones más oscuros de nuestra sociedad (algunos expertos afirman que hasta en estancias camufladas dentro del Vaticano en el más absoluto de los secretos), los miembros de estas sectas se visten con túnicas y capuchas negras ante un altar de piedra que han preparado para sacrificar animales en honor a Satanás y para abusar sexualmente de ciertas personas incluso. Según los informes policiales que constan en los archivos de muchos países, a escala mundial se produce esta noche un gran aumento de los crímenes tipificados como “de culto”, asesinatos extremadamente sangrientos y prácticas sexuales mezcladas con rituales satánicos. Hoy de noche, según los expertos, se realiza la inversión del orden sagrado ortodoxo (se celebran Misas Negras, se producen profanaciones, etc…).

En resumen, se recurre a ritos primitivos de origen precristiano. Por eso la gente realmente no sabe lo que celebra esta noche y por eso debemos de tener mucho cuidado.

 

Lo cierto es que, tanto historiadores como arqueólogos, satanistas, expertos en sectas, testigos y hasta las propias víctimas de muchos de estos rituales, coinciden todos en definir la Noche de Halloween y la noche del 31 de Octubre como incompatible con la Fe, con Dios y con la Iglesia Católica.

 

Nicholas Rogers, historiador y autor del libro Halloween: From Pagan Ritual to Party Night”, lo confirma en su obra. Según este experto, la fiesta de Halloween surge como fusión de dos festividades paganas. Una, de hace aproximadamente unos 2.500 años, que es la fiesta celta llamada “Samhain” o «Samagin». Así, en ella, celebraban el fin de año y adoraban a su Dios como el «Señor de la Muerte». Otro historiador, John Gregorson Campbell y también escritor, autor del libro The Gaelic Otherworld”, indica que los Celtas creían que la noche del 31 de Octubre, mientras celebraban la festividad de “Samhain”, se abría la ventana que separaba el mundo de los muertos del mundo de los vivos y que los muertos despertaban y se aparecían en los hogares para imponer sus demandas.

Ambos historiadores confirman también en ambas obras que los líderes que encabezaban esta festividad celta eran los sacerdotes druidas, de quienes el arqueólogo Stuart Piggott se hace eco en su libro Los Druidas”, escrito en el año 1968. Según este experto, que cita fuentes de la época grecorromana, en esta celebración de culto al “Señor de la Muerte”, los Druidas celtas realizaban verdaderos sacrificios humanos. 

 

Hoy a partir de media noche, en las multitudinarias ceremonias que realizan las sectas satánicas en los rincones más oscuros de nuestra sociedad, los miembros de estas sectas se visten con túnicas y capuchas negras ante un altar de piedra que han preparado para sacrificar animales en honor a Satanás y para abusar sexualmente de ciertas personas incluso.

 

Hasta el año 43 D.C., los Celtas continuaron con su celebración, pero entonces, al ser invadidas las tierras celtas de Britannia por los Romanos, se fundió la fiesta del “Samhain” con la celebración romana en honor a Pomona, que era la “Diosa de la Fruta” o de las buenas cosechas. Según los estudios de Rogers, Campbell y Piggott, es en el Siglo XVI cuando aparece por primera vez la denominación de “Halloween” (originariamente era «All Hallow Even» o “Víspera de Todos los Santos”) para esta festividad de la noche del 31 de Octubre. La que hoy se celebra en el mundo entero.

En el año 1840, Nicholas Rogers destaca en su investigación que los emigrantes irlandeses introdujeron la festividad en los EEUU, donde lo más destacado, más popular y más comercial de la fiesta eran los disfraces, los decorados y la esencia espiritual de la celebración. Pero sin dejar de ser jamás una festividad ceremonial 100% predilecta para los adoradores de Satanás.

Lo cierto es que, tanto historiadores como arqueólogos, satanistas, expertos en sectas, testigos y hasta las propias víctimas de muchos de estos rituales, coinciden todos en definir la Noche de Halloween y la noche del 31 de Octubre como incompatible con la Fe, con Dios y con la Iglesia Católica.

 

Según los informes policiales que constan en los archivos de muchos países, a escala mundial se produce esta noche un gran aumento de los crímenes tipificados como “de culto”, asesinatos extremadamente sangrientos y prácticas sexuales mezcladas con rituales satánicos.

 

Muchos sacerdotes afirman que hoy en día la festividad de Halloween ha pasado de ser el culto al Dios de la Muerte a ser el cumpleaños del mismísimo Satanás. Hay personas que han participado en estos ritos que han sido líderes en sectas satánicas y han salido de ellas casi de milagro. Ahora, en la actualidad, sus testimonios cuentan lo que practicaban en esos rituales; Sacrificios de animales e incluso de seres humanos. Dejaban, además, a mujeres embarazadas a propósito, muchas veces mujeres de la calle que nadie echaría de menos en un momento dado y que posteriormente eran sacrificadas o sacrificaban a sus hijos. Además, para estos ritos, se roban hostias consagradas de las Iglesias para las ceremonias de esta noche.

Es recomendable siempre saber qué celebramos en las fiestas a las que asistimos y sobre todo, qué significado tienen y qué daños nos pueden ocasionar. Al fin y al cabo, estamos o están celebrando esta noche la festividad del mayor símbolo del mal, un homenaje en toda regla al mismísimo Satanás. Hasta el próximo vuelo del misterio, amigos…

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies, politica de privacidad y la aceptación de nuestra política de cookies, Política de privacidad pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies