La crisis aeronáutica más famosa ya de toda la historia de la aviación y sin precedentes, aún continúa en la casa del fabricante americano aeronáutico Boeing. El constructor ha vuelto a la palestra de la información pública a raíz de las últimas declaraciones de su ex jefe de pilotos de prueba del programa Boeing 737 MAX. Se declara inocente de todas las acusaciones que recaen sobre él. Os lo cuento en mi artículo de hoy.

Bienvenidos a bordo amigos de los misterios aéreos. La crisis del programa de aviones Boeing 737 MAX no ha terminado ni mucho menos. Ahora, Mark Forkner, ex jefe de pilotos de pruebas de Boeing y acusado de fraude en el caso Boeing 737 MAX, se declaró inocente el pasado viernes. Contra él, acusaciones de fraude y engaño a la Administración Federal de Aviación (FAA en inglés) de los EEUU al retener información sobre un sistema clave del avión. El sistema MCAS jugó un papel decisivo en los accidentes mortales de 2 aviones de este modelo que causaron la muerte de 346 personas en total.

 

En Enero de este año 2021, Boeing asumió el pago de una multa de 243 millones de dólares como parte de un acuerdo de 2.500 millones de dólares con el Departamento de Justicia de los EEUU. El Gobierno norteamericano acordó no procesar a Boeing por conspiración si cumple con los términos del acuerdo durante 3 años.

 

Mark Forkner compareció el viernes por primera vez ante un juzgado federal en Fort Worth, EEUU, desde que fue acusado de 6 cargos en total y por todos ellos, de fraude. La vista oral se ha fijado para el próximo 15 de Noviembre de 2021, según informa la agencia Associated Press. Su abogado, David Gerger, dijo que Mark Forkner era un chivo expiatorio y añadió que si el caso llega a juicio, «la verdad demostrará que Mark no causó esta tragedia, no mintió y no debería ser acusado».

Mark Forkner está acusado de retener información sobre un sistema de control de vuelo automatizado (MCAS) que falló durante los vuelos mortales. El sistema empujó el morro de cada avión hacia abajo en base a una lectura defectuosa del sensor. El Ministerio Fiscal que acusa a Mark Forkner dice que sus acciones llevaron a la FAA a eliminar la mención del sistema de los manuales de los pilotos y los materiales de capacitación.

Es la primera persona acusada de un delito en relación con los accidentes en Indonesia y Etiopía de sendos aviones Boeing 737 MAX. Las familias de los pasajeros han pedido más procesamientos. En Enero de 2021, Boeing asumió el pago de una multa de 243 millones de dólares como parte de un acuerdo de 2.500 millones de dólares con el Departamento de Justicia de EEUU. El Gobierno norteamericano acordó no procesar a Boeing por conspiración si cumple con los términos del acuerdo durante 3 años.

 

La crisis del programa de aviones Boeing 737 MAX no ha terminado ni mucho menos. Ahora, Mark Forkner, ex jefe de pilotos de pruebas de Boeing y acusado de fraude en el caso Boeing 737 MAX, se declaró inocente el pasado viernes de las acusaciones de fraude y engaño a la Administración Federal de Aviación, FAA.

 

Hay que recordar que fuentes del Departamento de Transportes de EEUU indicaron a la prensa que la certificación del Boeing 737 MAX estaba siendo revisada antes del segundo de los accidentes. Sabían que estaban certificando aviones con fallos, por lo tanto. La tensión en el entorno de Boeing y de la FAA aumentó por entonces. Una parte del software de control de vuelo del que se sospecha pudiera ser la causa de los 2 accidentes de este avión, fue certificada por la propia Boeing y no por la FAA.

Además, Boeing también tuvo problemas con sus Boeing 787, los cuales, en al menos 2 aerolíneas perdieron en vuelo ambos motores, dejando de funcionar. Otra grave crisis más de la factoría americana. Hay decenas de miles de cables de las embajadas conocidos gracias a las publicaciones de WikiLeaks que no se han publicado respecto a esto. Seguro que existen miles de episodios que demuestran la cooperación entre Boeing y el Gobierno de EEUU en una sucia e ilegal guerra abierta contra sus competidores directos que aún no han sido descubiertos.

Seguiremos de cerca el caso de los B737 MAX y de todo lo que rodea a este asunto tan turbio y corrupto. Por el momento y desgraciadamente, gracias al mal trabajo de ciertas personas ya se ha cobrado la vida de 346 personas. Hasta el próximo vuelo del misterio, amigos…

Fuentes:

-Agencia Associated Press.

-Wikileaks.