Desde que el propio Pentágono de los EEUU de Norteamérica descubriera al público que habían tenido experiencias con Objetos Voladores No Identificados (OVNIS), no han parado de aparecer nuevos e inquietantes hallazgos que parecen tener como punto clave la existencia de un posible Objeto Submarino No Identificado en el fondo marino (OSNI).

Así, los tripulantes de un submarino nuclear que patrullaba el Mar de China se han convertido en los testigos presenciales de un impacto que no esperaban para nada el pasado 3 de Octubre de 2021. Concretamente han sido los miembros del submarino de ataque estadounidense USS Connecticut (SSN-22), de la clase «Seawolf». De los 130 tripulantes que lleva, una docena al menos han resultado heridos leves pero no corren riesgo ni peligro sus vidas por el momento.

 

No se sabe contra qué han impactado pero no parece que fuera otra embarcación ni que fuera con intención hostil tampoco, sino que se trata más bien de un accidente fortuito. Pero no saben exactamente contra qué ha podido impactar el casco del submarino.

 

 

El USS Connecticut (SSN-22) es un submarino de ataque rápido propulsado por energía nuclear clase «Seawolf» operado por la Marina de los Estados Unidos de América, que puede llegar a desplazar 7.500 toneladas de peso. El USS Connecticut es el 5º buque activo de la Marina de los Estados Unidos en ser nombrado para el estado estadounidense de Connecticut, que se remonta al año 1776. El USS Connecticut es uno de los 3 submarinos de la clase «Seawolf», diseñados a finales de la Guerra Fría para cazar a los submarinos soviéticos más complejos en las aguas más profundas. Los otros 2 submarinos serían el USS Sea Wolf (SSN-21) y el USS Jimmy Carter (SSN-23).

Mientras tanto, la nave tampoco corre riesgos grandes pero el impacto ha sido moderado y ha causado algunos daños en el submarino rápido de ataque y de impulso nuclear. No se sabe contra qué han impactado pero no parece que fuera otra embarcación ni que fuera con intención hostil tampoco, sino que se trata más bien de un accidente fortuito. Pero no saben exactamente contra qué ha podido impactar el casco del submarino. En el momento del impacto, el submarino americano se situaba a 77 km de la Isla de Yongxing, la cual es parte del archipiélago de Paracel, situado al Sur del Mar de China. La profundidad del suelo marino, en este lugar del planeta, ronda los 300 metros aproximadamente.

 

El USS Connecticut es uno de los 3 submarinos de la clase «Seawolf», diseñados a finales de la Guerra Fría para cazar a los submarinos soviéticos más complejos en las aguas más profundas. Los otros 2 submarinos serían el USS Sea Wolf (SSN-21) y el USS Jimmy Carter (SSN-23).

 

Si no hay una embarcación civil o militar ni una fuerza hostil detrás de este incidente ¿Qué podría ser? En estos casos, como siempre ocurre, la conspiración ya se ha desatado y se empieza a hablar de monstruos en los abismos de nuestros océanos y nuestros mares. Cabe recordar que el Mar de China es un punto caliente de nuestro planeta. En ella, los Estados Unidos, Taiwán Japón, China e incluso los dos Coreas pugnan por el dominio de las islas del territorio, por lo que la zona tiene muchísima actividad.

El submarino, una vez sucedida la colisión con ese objeto desconocido, se dirigió a una base militar de la Isla de Guam, al Oeste del Océano Pacífico, donde los expertos militares estadounidenses han llegado ya para realizar las primeras evaluaciones de daños en el casco del submarino y en su estructura.

Como curiosidad, la operatividad del USS Connecticut, quedó comprometida por un enemigo invisible el año pasado. Una masiva plaga de chinches impidió a su dotación de tripulantes utilizar sus camas. El buque, que tenía su base en Bremerton (Washington, EEUU), se enfrentó a este problema desde Marzo de 2020 cuando salió para participar en el ejercicio ICEX 2020.

Por lo tanto, en este momento continúan investigándose todas las hipótesis sobre esta colisión bajo el Mar de China. Principalmente, los expertos en este caso tratan de averiguar si el submarino podría haber colisionado con un terreno submarino desconocido y no marcado en las cartas marítimas y submarinas que se usan para navegar. Seguiremos de cerca este caso, amigos del misterio….